Partes importantes en la silla de ruedas electrica

Compartir este Articulo en

Partes importantes en la silla de ruedas eléctrica

Como Funcionan los sistemas en la sillas electricas

El Sistema de control

En cuanto al sistema de control en toda silla de ruedas eléctrica es necesario este sistema para poder manejar la intensidad de corriente que sale de las baterías cuando se desplaza el vehículo, por lo general la configuración es modular y consta de un Joystick que se maneja con distintas partes del cuerpo.

Este sistema de control también se puede integrar en una sola unidad, por lo tanto en este caso el módulo de potencia se encuentra muy presente. El sistema de control también se encarga de las opciones eléctricas: del posa pies, de la elevación del asiento, de las luces etc.

Ud tiene que elegir el tipo de mando o modelo de mando a la necesidad de la persona que va a constantemente utilizar la silla de ruedas, algunos tienen más probabilidad de adecuarse al mando y otros tienen alguna dificultad menor en poder adecuarse al nuevo mando.

Las baterías

Asimismo todo vehículo eléctrico contiene un depósito de energía en este caso las sillas de ruedas eléctricas contienen dos baterías de plomo que son de tipo G o de tipo AGM, aunque no se diferencian demasiado de la típica batería de coche, sin embargo por dentro son un poco distintas.

La principal diferencia es que el electrolito no es líquido sino viscoso, ya que esto evita las fugas y permite que se pueda colocar en distintas posiciones, además están selladas por unas válvulas de seguridad y emiten muy pocos gases durante la recarga, otra cosa importante es que son baterías diseñadas para que sean descargadas continuamente y se conocen también como baterías de tracción.

Para este tipo de vehículos no es recomendable utilizar baterías de ácido como las de los coches, ya que además de ser peligrosas, no durarían más que unos meses porque no están preparadas para el trabajo duro.

Asimismo puedes encontrar baterías en distintas capacidades y en distintas marcas, la capacidad de éstas se mide en amperios por hora, así que entre más amperios tenga la batería, más autonomía tendrá la silla en el movimiento. Sin embargo de acuerdo al uso después de 12 y 18 meses se tiene que sustituir la batería.

Es necesario tener en cuenta a posterioridad que es muy importante que nuestra batería que incluida en la silla de ruedas eléctrica, también se puede reemplazar por otra del mercado o que sea compatible con la mayoría de baterías destinas a sillas de rueda eléctrica, lo cual nos va ayudar en evitar contratiempos en el futuro si por alguna falla de batería, podamos encontrar en el menor tiempo una nueva que pueda reemplazar inmediatamente.

 

El cargador

Y por último pero no menos importante es el cargador, el componente que se encarga de recargar las baterías conectadas a la electricidad, sin embargo la mayoría de las sillas de ruedas eléctricas se ponen a cargar por la noche para que a la mañana siguiente estén listas para usarse, sin embargo si el cargador es automático, no hay problema en dejarlo enchufado muchas horas ya que dejara de cargar la batería cuando ésta se encuentre llena y es una gran ventaja porque así se evita el riesgo de sobrecarga.

Ahora bien, cabe recordar que el cargador debe ser en específico para la silla de ruedas, ya que utilizar uno diferente podría dañar las baterías, el cargador o ambas piezas, mandando una carga excesiva y arruinando el sistema. Así que debes siempre tener cuidado de no poner a cargar la batería de la silla de ruedas con un cargador diferente.

También debemos incluir en esta descripción cargadores portables y que puedan ser compatibles con diferentes lugares al realizar conexión eléctrica, automóviles, línea eléctrica etc.